Historia

Nuestra Historia

Dolores Luco, viuda de Rojas, vendió al Fisco, cuando era Inspector General de Instrucción Primaria don Jorje Figueroa, parte del terreno donde hoy se encuentra el Colegio Andrés Bello.

La historia del Colegio Andrés Bello se remonta un poco antes, al siglo XIX, cuando se forma la comuna de Mostazal. Como escribiera don Luis Arturo Orellana Miquel, “La donación el 23 de septiembre de 1856, por parte poniente de la calle Independencia (antigua calle Larga), para que se edificara un convento, una iglesia y una escuela…llamándose San Francisco de la Angostura”. Este antecedente, traza el destino de esta institución, como narra Orellana Miquel “La escuela Mixta D-63 (Heredera de la Escuela parroquial 1898), más tarde República de Venezuela (hoy Colegio Andrés Bello)”.

Don Virgilio Ernesto Meza Invernizzi, Alcalde de Mostazal, certifica que la propiedad inscrita a fojas 89 vta,, Nº 246, del Registro de Propiedad del año 1901 del Conservador de Bienes Raíces, corresponde a la escuela D-63 Andrés Bello de San Francisco, es de propiedad municipal por Comodato según Art. 21 del D.L. Nº3476, de 1980.

Vistos estos antecedentes, podemos asegurar que nuestra institución tiene más de 120 años de historia ligada a la educación de Mostazal, pero podemos demostrar con la documentación que tenemos a mano, que en el año 1901 se inscribe el primero de los tres bienes raíces del actual terreno que hoy se encuentra con entradas en calle Independencia y calle Cosntanera.

Buscando en los Registros Escolares que se encuentran hoy en el Colegio, contamos con el del año 1923, cuya Rejenta (actual cargo de directora) fue doña María Leighton, encontrándonos con el siguiente registro de 251 mujeres matriculadas, siendo doña Luz Zelada y Aurelia Zelada, ambas hijas de la Sra. Luisa Zelada, que figura como apoderada, las primeras en matricularse. La profesión y oficio de nuestros primeros apoderados fueron Cambiador, Telegrafista, Carpintero, Comerciantes, Gañan, Agricultor, Carnicero, Herrero, Chacarero, Albañil, Llavero, Canastero, Modista, Talabartero, Enfermera, entre otras ocupaciones.

Juan Vicuña Fuentes, nombrado por la Intendencia de la Provincia, en el año 1925 escribe “felicitaciones a las Srtas. Profesoras por su constancia y celo para enseñar, cumpliendo así con el plan que les ha trazado su deber”.

En el año 1928, siendo Rejenta doña Antonia Lazcar de Droguett, los registros nos muestran matricula de varones también, lo que por relatos que cuentan, sería que el local atendía en dos jornadas.

El Colegio ha tenido diversos nombres, como Escuela Coeducacional Nº26, Escuela Superior de Niñas Nº26, en el año 1960 Escuela Superior de Niñas República de Venezuela, hasta que en el año 1982 la Escuela pasó a ser mixta con el nombre de Colegio Municipal Andrés Bello D-63.

La Construcción del edificio histórico comenzó a realizarse en el año 1919, siendo el terremoto del año 1985 el que destruyó el edificio, pudiendo se rescatado solo uno de sus pisos, perdiéndose su campanario y todo el segundo piso.

Hoy cuenta con 23 salas de clases de clases y con 71 colaboradores que trabajan para desarrollar el aprendizaje de los estudiantes y desarrollar la felicidad organizacional.

“Tradición y Futuro”

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros